Liberate de las estrías


La mejor arma contra las estrías es la prevención, pero si...

Por qué aparecen?: Estas marcas cutáneas no son más que una rotura de las fibras colágeno y elastina, las encargadas de mantener la piel firme y elástica. Surgen debido a estiramientos súbito de la epidermis: oscilaciones de peso, embarazo, cambios hormonales, adolescencia, periodo de gestación, genética, tratamientos tópicos con corticoide, estrés, etc...

Obsérvalas con lupa: Si las estrías son recientes, están a tiempo de atenuarlas. Su tono entre rojizo y rosado indica que aún recibe aporte sanguíneo y la piel puede, por tanto, regenerarse. Las que ya han cicatrizado y adquirido un tono blaquecino nacarado son dificiles de borrar.

La hidratación tu arma defensiva: Prevenir las estrías pasa obligatoriamente por proporcionar a la dermis una profunda nutrición.

Tratamiento preventivo: La mejor forma de mantener la piel firme y flexible, es nutrirla a diaria con una crema corporal reafirmante. Otra opción a tu alcance es enriquecer tu hidratante habitual con unas gotas de aceite de rosa mosqueta o de árgan.

Operación ataque: Los cuidados preventivos no siempre son suficientes. Prueba de ello, es que las estrías afectan a seis de cada diez mujeres. Cuando más recientes sean (menos de seis meses) más probabilidades tendrás de disminuir su tamaño y atenuar su color, gracias al uso de una crema antiestrías. Extiende el producto, una o dos veces al día, con movimientos circulares por las zonas más problemáticas, sono, abdomen, caderas, glúteos y muslos, aunque también pueden aparecer en brazos y en la zona baja de la espalda; hasta su total absorción.

Los efectos del sol: Si bien el sol no les perjudica, cuando ya están asentadas, a lo sumo las hace más evidebntes, en las primeras fases es preciso mantenerlas a a salvo del astro rey, con cremas de factor solar igual o superior a 30...