Escaramujo

Los frutos del rosal silvestre o rosa canina, fuente extraordinaria de vitaminas, fueron dulces muy apreciados en la edad media. Conoce la larga lista de virtudes terapéuticas de los escaramujos...

Esta planta es muy útil para las encías inflamadas, la gastritis, la gastroenteritis, resfriado y gripe.

Como uso interno, además de ser de gran ayuda para las enfermedades citadas anteriormente: la infusión de escaramujo combate la retención de líquido y de forma externa, actúa como un fabuloso antinflamatorio y desinfestante natural. Aunque lo que no sabeis es que entre sus muchos otros usos, esta planta en cuanto a belleza: De las semillas de este fruto, se extrae el preciado aceite de rosa de mosqueta, una loción que mantiene la piel más firme, atenúa las manchas del sol y no menos importante, ayuda a que las heridas cicatricen sin dejar huellas, sin dejar de mencionar que previene la piel de las estrías.

Además un truco infalible: Si quieres atenuar las manchas de tu rostro, producidas por el acné, añade a tu crema hidratante facial, unas gotitas de aceite de rosa de mosqueta y aplícatela a diario, verás como las manchas van desapareciendo.....